Workshop

Un workshop es un taller, lo que quiere decir que los asistentes se involucrarán en todo lo que allí sucede. Es sobre todo utilizado para adquirir nuevos conocimientos o habilidades o intercambio de impresiones a la vez que se favorece el trabajo en equipo.

Un workshop se ha de organizar seleccionando el local donde se va a desarrollar y estableciendo el horario en que se llevará a cabo, teniendo en cuenta diversos aspectos que permitan que el sitio esté disponible y los asistentes puedan acudir. Además, hay que prepararlo teniendo en cuenta los temas primeros que se van a desarrollar y creando los talleres que se van a realizar, dejando descanso entre unos y otros si es que hay más de uno.

Si se trata de un tema interesante para mejorar en la empresa, se puede contratar a un especialista para que modere el diálogo y evite incómodos silencios, pero sobre todo que saque el mayor provecho posible al evento. Pero sobre todo lo importante es que la empresa conozca cómo puede aprovechar al máximo el potencial de los talleres, ya sean organizados por ellos o por alguna empresa externa.





Gestión del talento humano


Se refiere al proceso que desarrolla e incorpora nuevos integrantes a la fuerza laboral, y que además desarrolla y retiene a un recurso humano existente. La gestión del talento1 en este contexto, no refiere a la gestión del espectáculo. La Gestión del Talento busca básicamente destacar a aquellas personas con un alto potencial, entendido como talento, dentro de su puesto de trabajo. Además retener o incluso atraer a aquellas personas con talento será una prioridad.







Estrategias de Empowerment


El involucrar al personal en las decisiones que afectan su trabajo o ambiente laboral es muy importante para generar compromiso en los colaboradores. A diferencia de los mecanismos de control, caracterizados por la imposición o el autoritarismo, el permitir que los colaboradores participen significa una estrategia de “empowerment” que impacta directamente en su calidad de vida. Los colaboradores buscan aplicar y desarrollar sus conocimientos, y sentirse orgullosos de su trabajo y de la organización para la cual trabajan. Tiene un valor más allá de aceptar lo que ya está implantado: significa también estimular la creatividad de los colaboradores.

Por otra parte, en una época con tantos cambios tecnológicos, económicos y sociales, es clave para las organizaciones el aprovechar y desarrollar sus recursos humanos y así ser más productivas, innovadoras y desplegar actitudes positivas por parte de los colaboradores.







Consultorías y Asesorías